La pesca de altura es la actividad donde se atrapan animales marinos pero en aguas profundas, es decir, muy alejados de las costas, donde la profundidad del mar va de los 400 hasta los 1,000 metros.

¿Por qué se realiza hasta esas distancias? Porque además de que es fácil encontrar el atún rojo y el marlin, es posible hallar otras espacies de gran valor en el mercado como el pez espada, el pez vela, la aguja imperial y distintos tipos de tiburones.

De hecho, el valor de las especies es lo que ha vuelto a la pesca de altura como una actividad “glamourosa” ya que es más exhaustiva y costoso, también la más espectacular por su complejidad y donde se capturan más especies.

Para practicarla se necesita herramienta especial y de alto precio, y sobre todo una buena logística para no perderse en altamar y conocer los tiempos y zonas donde es posible tener buenas pescas. El barco
es importantísimo ya que las personas suelen pasar varios días en el mar.

Las embarcaciones deben contar con GPS y sondas, entre otros sistemas electrónicos de ubicación y comunicación. Los carretes y cañas deben ser capaces de resistir hasta mil kilos de peso ante el descubrimiento de un banco de peces.

Si te interesa este tipo de pesca, puedes venir a Equipesca donde encontrarás todas las herramientas que necesitas para llevar a cabo esta actividad.


Fuente: dpesca.com